Primer ventilador mecánico creado en Guatemala nace en el corazón del sector azucarero

Publicado: 31/07/2020

Primer ventilador mecánico creado en Guatemala nace en el corazón del sector azucarero

El 30 de julio, en conferencia de prensa virtual, la Agroindustria Azucarera de Guatemala presentó el prototipo del primer ventilador mecánico diseñado y elaborado en Centroamérica, que tiene la capacidad de asumir hasta el 100% de la respiración o brindar asistencia parcial a un paciente con deficiencia pulmonar.

Ante la emergencia sanitaria ocasionada por la pandemia del Coronavirus COVID-19, la Agroindustria Azucarera, además de contribuir con donaciones a las autoridades, ha impulsado y apoyado proyectos enfocados en la búsqueda de soluciones para enfrentar esta crítica situación.

La Asociación de Azucareros de Guatemala -ASAZGUA – también anunció la donación de 35 ventiladores mecánicos al Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, los cuales serán financiados por los ingenios azucareros de Guatemala para salvar vidas de pacientes de COVID-19 y cuando finalice la pandemia, quedarán para uso de futuros pacientes.

Proceso de diseño y creación

El impacto del COVID-19 en Guatemala, como en otros países ha provocado la escasez de insumos y también de equipos para la atención hospitalaria. De esta forma, nació el proyecto para el desarrollo del primer ventilador mecánico creado en Guatemala, liderado por el Ing. Edwin Delgado, Superintendente de Automatización de Ingenio La Unión, quien durante 25 años se ha desarrollado profesionalmente en dicha empresa.

El Ing. Delgado, junto a otros expertos, decidieron asumir el reto de crear ventiladores para salvar vidas de guatemaltecos. En marzo, con la aprobación y apoyo de los directivos de Ingenio La Unión, se inició el proyecto, que consistió en el diseño, desarrollo y creación del primer ventilador mecánico para cuidados intensivos producido en Guatemala que se llamaría: Joaquín 1.0.

Para esta tarea se reunió a un grupo de profesionales del ingenio La Unión y también de otros ingenios azucareros y juntos crearon piezas, desarrollaron software y elaboraron sistemas electrónicos. En este proceso también participaron médicos y neumólogos, quienes aportaron su experiencia y conocimiento en este tipo de aparatos.

Conoce a Joaquín 1.0

Joaquín 1.0 es un ventilador sofisticado con pantallas digitales que llevará oxígeno a los pulmones de las personas que luchan por su vida y tiene la capacidad de asumir hasta el 100% de la respiración o brindar asistencia parcial al paciente.

Este ventilador es más eficiente que el uso de una mascarilla o que otros dispositivos, al ejercer presión suficiente para mantener los pulmones abiertos, impidiendo su colapso, y mejorando así el paso de oxígeno a la sangre. Las personas afectadas por problemas respiratorios agudos y ahora con el coronavirus COVID-19 necesitan ese tipo de aparatos durante horas o días y en algunos casos, su necesidad puede extenderse a semanas o incluso, meses.

Estos aparatos están agotados en todo el mundo por la pandemia del COVID-19, razón por la que el ventilador Joaquín 1.0 será vital para mantener con vida a pacientes que no pueden respirar por si mismos debido al grave daño que el virus ocasiona a los pulmones.

El ventilador cuenta con un sistema de control computarizado que se encarga de controlar todos los aspectos de la respiración, adicionalmente, cuenta con una computadora para presentar los gráficos a los médicos y les permite determinar el mejor tratamiento que requiere el paciente. Muchos de los sistemas internos son redundantes, cuentan con un respaldo en las mediciones críticas, que permiten asegurar la vida del paciente.

Asimismo, el sistema cuenta con autodiagnóstico con el que se autoevalúa garantizando su funcionamiento. También cuenta con un sistema de alarmas cuyos parámetros son establecidos por el médico, y el ventilador se encarga de vigilar que el paciente no salga de estos parámetros.

Un ventilador mecánico que nació
en el corazón de la Agroindustria Azucarera

Joaquín 1.0 nació en el corazón de la Agroindustria azucarera, en los talleres de Ingenio La Unión. La Asociación de Azucareros de Guatemala -ASAZGUA-, desde el inicio ha creído en el proyecto, por ello financió la compra de 89 válvulas fabricadas en Alemania para la construcción de los primeros ventiladores, las cuales son el motor para el funcionamiento de dicho equipo.

Álvaro Ruiz, Gerente General del Ingenio La Unión y Vicepresidente de la Asociación de Azucareros de Guatemala -ASAZGUA- manifestó: “Estamos comprometidos con Guatemala y por ello no dudamos en apoyar esta iniciativa. Al Ing. Delgado le hemos dado el apoyo, el tiempo, los recursos humanos, equipo e insumos para facilitar el proceso, estamos muy orgullosos de lo que estamos logrando”.

El ventilador ya ha sido sometido a pruebas con pulmones certificados, se encuentra en la tercera fase, se espera realizar las pruebas controladas con pacientes la próxima semana. En la producción de estos equipos se contará con el esfuerzo conjunto de ingenios azucareros, el Instituto Técnico de Capacitación y Productividad –Intecap- y la empresa Fogel.

“Para mí es una satisfacción personal porque se está logrando el objetivo, luego del esfuerzo de varios meses, de arduo trabajo en investigación y desarrollo. Estoy agradecido con todas las personas que han apoyado con buena disposición y de manera desinteresada, preocupados por el bien común, dando esperanza de vida”, afirmó Delgado. Respecto al nombre del ventilador, el experto expresó: “Se ha nombrado de esta forma en honor y memoria de mi angelito Joaquincito”.

La Agroindustria Azucarera
mantiene su compromiso con Guatemala

El presidente de la Asociación de Azucareros de Guatemala -ASAZGUA, Alfredo Vila, anunció la donación de 35 ventiladores mecánicos al Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, los cuales serán financiados por los ingenios azucareros de Guatemala para salvar vidas de pacientes de COVID-19 y cuando finalice la pandemia, quedarán para uso de futuros pacientes.

“Nosotros apoyamos este esfuerzo porque creemos en la capacidad de nuestra gente y porque es parte de nuestro compromiso con el bienestar de las familias guatemaltecas, contribuir a los esfuerzos para atender a la población en estos momentos tan difíciles, señaló Vila.

Durante la emergencia generada por el COVID-19 los ingenios azucareros han realizado una serie aportes para contribuir a los esfuerzos de las autoridades, enfocados a enfrentar la situación, entre ellos la donación de Q7.64 millones para el equipamiento del Hospital de Campaña de la Costa Sur, también se concedió el usufructo del terreno para la instalación de dicho hospital en Santa Lucía Cotzumalguapa. Asimismo, se realizó la donación de más de 110 mil libras de azúcar para el kit “Saldremos Adelante”, que se entregó a 200 mil familias en situación vulnerable.

Contacto de prensa: ldiaz@azucar.com.gt

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *